¿En qué consiste la terapia cognitivo conductual?

La terapia cognitivo-conductual es una especie de psicoterapia, no se basa en la intuición o interpretación personal del psicólogo o psicólogo que la instruyó, sino en una metodología, un sistema definido, y se ha obtenido su efectividad y aseguramiento clínico.

En este sistema clínico, la primera etapa es crucial: la evaluación. La evaluación psicológica se realiza a través de diversos procedimientos, cuyo alcance y tipo dependerá del motivo de la consulta o del aspecto que el psicólogo o psicólogo aprecie en la primera sesión.

Algunos de estos procedimientos son entrevistas clínicas -por consejo de un psicólogo, puede invitar a algunos de ellos a estar estrechamente relacionados con la vida de alguien o tener un significado importante- para realizar pruebas de evaluación o cuestionarios realizados por esa persona y auto-registro.

Fue en este punto que convocamos una reunión para presentar y explicar un informe escrito, en el que se expusieron todas las conclusiones alcanzadas durante la fase de evaluación.

El informe incluye un modelo explicativo que detalla la relación entre los principales procesos de intervención de problemas, una serie de metas específicas y valiosas, y planes de tratamiento para lograr estas metas.

Los estudios también han demostrado que la frecuencia de las clases en terapia cognitivo-conductual no es temporal, los estudios han demostrado que en la primera etapa, la frecuencia semanal es la frecuencia que logra mejores resultados y resultados en el menor tiempo. Cuando el proceso de cambio comienza a estabilizarse (la meta propuesta inicialmente se logra parcialmente), las reuniones se llevan a cabo por separado (por ejemplo, una vez cada dos semanas). Cuando realmente se logre el objetivo, la distancia entre sesiones será mayor (inicialmente una vez al mes, luego cada 2-3 meses).

En la etapa final denominada etapa de seguimiento, lo que se busca es: Fortalecer el proceso de aprendizaje que conduce al cambio. Previene una posible recurrencia. Después de algunas sesiones posteriores, el proceso se completa. Actualmente esta terapia también se esta manejando en línea debido a la pandemia, lo cual hace más conveniente contar con un psicologo online.